¿Cómo empezó todo?

¿Cómo empezó todo?

Con un cordel. El que unía una vara de madera anclada en la pared con un pedal y

, a la vez, abrazaba un trozo de madera.

Así, girando a media vuelta, los trozos rectangulares de madera se convertían en patas, mangos, balaustres…. Ésa es la esencia del torno de madera y en nuestra familia ya hace siete generaciones que lo conocemos.

Durante la Invasión Napoleónica, ya había tornero en la «Casa de Xan de riba». Pero ésa es otra historia que también merece ser contada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *